Pasear con tu gato

Admito que la idea de pasear con tu gato siempre me ha parecido un intento más de asemejar la compañía de nuestro animal preferido con la de los perros.


Más aun conociendo que es extraño el caso en el que eso se puede hacer sin causar estrés al animal. Por su forma de ser, el gato necesita de un entorno conocido, controlado y controlable… casi siempre. Lo cual para un gato doméstico en una ciudad no parece compatible con salir a la calle.

Con seguridad, sí (si él quiere)

Sin embargo, observar que hay algunos gatos que salen a la calle y acompañan a su humano bajo las condiciones de seguridad necesarias, y que incluso lejos de suponerle un estrés supone un deleite para el bigotón, me ha permitido relajar mis temores.

Gato_a_hombros
Foto: Asociación Protectora A.G.A.R.

Obviamente, no es habitual que un gato esté de acuerdo en acompañarte a pasear por la calle (o a alguno de los sitios donde se admiten mascotas), y debes conocer muy bien a tu gato, y conocer bien las normas de seguridad antes de animarte a sacarle de paseo contigo, algo que no tratamos exhaustivamente en este post, pero que dejamos para uno posterior.

En la pasada fiesta de San Antón (Madrid) esta gata desfilaba sobre el pecho de su humana, asegurada or un arnés-mochila. Foto: bigotesdegato.com
En la pasada fiesta de San Antón (Madrid) esta gata desfilaba sobre el pecho de su humana, asegurada por un arnés-mochila. Foto: bigotesdegato.com

¿Qué querrá hacer?

Que nadie piense que pasear con un gato se parece en algo a pasear con un perro. Si estás esperando que tu gato te traiga el juguete que le lances como quizá haga en casa, te encontrarás con que la correa o el cochecito le impide correr (porque, sí, le llevarás siempre bien asegurado con una correa y un arnés de gatos adecuado para él, o dentro de su cochecito o mochila de transporte), y que de todos modos él estará más interesado en olisquear aquí y allá, o quizá probar esa hierba para purgarse, y sobre todo pasar mucho de ti y lo que tú le propongas (como, quizá, haga también en casa ;)  )

cat vs human pasear gato

Eso sí, si tu gato disfruta con los estímulos externos y no se asusta con ellos, en la calle o parque va a gozar de muchos olores, movimientos, árboles que rascar… Tú debes saber hasta qué nivel de estimulación va a soportar tu gato, qué perros pueden acercarse a él y cuáles debes evitar, etc.

cool-cat-leash-walking-owner-1

Ojo con las cosas (vivas o no) que quiera cazar o echarse a la boca. Si tu gato sufre alguna enfermedad o es propenso a ella (especial mención a los gatos inmunodeficientes) es mejor que no salga a la calle. Asegúrate de que ningún ruido del tráfico va a asustar a tu gato, y que si eso ocurre puedes contenerle para que no se escape, mientras le tranquilizas. Si vives con varios gatos, quizá a uno le guste salir y otro prefiera la tranquilidad del hogar…

Sitios donde se admiten mascotas

Si te preguntas si hay establecimientos de comercio o restauración donde puedas entrar con gatos, tienes una web que enumera sitios donde se admiten mascotas en España (www.mascotasbienvenidas.es). Estoy seguro de que te sorprenderá la cantidad de sitios a los que puedes acceder con tu gato sin tener que preguntar antes por ello.

Ragdoll buscando la mejor hierba en un parque de Madrid. Foto: bigotesdegato.com
Ragdoll buscando la mejor hierba en un parque de Madrid. Foto: bigotesdegato.com

Igual que existen parque para perros, te interesará saber que en esta web se listan también parques para gatos en tu ciudad, hasta 56 espacios públicos donde nuestros bigotones son bienvenidos. No creo que en ellos encuentres instalaciones específicas para ellos (yo nunca las he visto en España), pero al menos sabes que las autoridades locales entienden que los gatos también pueden pasear por ellos.

En cuanto a los comercios y locales de restauración, los gatos siguen siendo secundarios. Muchos de los lugares donde se admiten gatos lo son porque sus propietarios/responsables han declarado aceptar todo tipo de mascotas. Pero no dejes de ojear en los resultados, te sorprenderá cómo en algunos sitios sólo los gatos son bienvenidos ;)

gato hotel

Si hablamos de viajes, ya en la pasada feria 100×100 mascotas nos llamó la atención el esfuerzo de la cadena de hoteles Petit Palace para atraer a viajeros con mascotas… gatos incluidos (en la habitación encontrarás hasta un rascador, juguetes de gato y una camita para él). Así una de las primeras cosas que busqué fueron otros alojamientos que aceptan gatos en sus habitaciones: 5.803 alojamientos en España, ¿Cómo te quedas? :O

Mecanismos de seguridad

La seguridad de tu gato en la calle ni empieza ni termina por los elementos físicos de contención que uses, pero tienen que pasar también necesariamente por ahí. Un arnés adecuado, con una correa que puedas agarrar bien, o mejor aún sujetar a tu propio cinturón, o una mochila de seguridad (sólo apto para gatos “pachorros”), o un cochecito de paseo (para comodones de verdad, pero muy útil también para llevarle al veterinario) son imprescindibles para vuestros pasos en común en las calles o parques de tu ciudad.

Mochila-bolsa para mascotas. Foto: amazon.es
Mochila-bolsa para mascotas. Foto: amazon.es
Arnés para gatos. Foto: zooplus.es
Arnés para gatos. Foto: zooplus.es
Cochecito para gatos. Foto: amazon.es
Cochecito para gatos. Foto: amazon.es

Recuerda: con la seguridad y bienestar de tu gato no se puede jugar. Si quieres que tu gato te acompañe al parque, a pasear, a una cafetería, o a un hotel, comienza por asegurarte de que eso es posible. Conoce bien a tu gato, su personalidad, las características propias de su raza, acostúmbrale desde cachorro, asegúrale bien con las medidas de seguridad necesarias (incluido el chip de identificación), y si todo está OK y él quiere acompañarte, que tengas felices paseos con tu compañero felino :)   Y si ya sales de casa con tu gato, escríbenos en los comentarios tus experiencias, queremos escucharlas.

7 Comentarios

  1. Pues Flojo se acostumbró a su arnés y su correa y muchas veces pide paseo, y se pone nervioso y todo cuando ve el arnés y la correa. Eso sí, sólo quiere salir si estamos en la playa o en el pueblo. Aquí en Madrid no pasa de la puerta del portal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here